TIC

Riesgos laborales de las nuevas tecnologías: el tecnoestrés

El despliegue de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) en distintos ámbitos de nuestras vidas comporta profundas transformaciones en la manera de relacionarnos, informarnos, aprender o trabajar. Su potencial y sus ventajas son múltiples pero también conviene estar alerta ante los posibles riesgos para el bienestar físico y/o psicológico de quienes las utilizan.

Lejos de cualquier planteamiento alarmista o tecnófobo, en el presente artículo nos proponemos reflexionar sobre  hasta qué punto un uso inadecuado de las TIC en el entorno laboral puede derivar en riesgos psicosociales, más concretamente en lo que se conoce como tecnoestrés, y cómo podemos evitar que ello se produzca.

 

¿Qué son las TIC y para que sirven?

¿Qué son las TIC?

 

En los últimos años, las TIC han tomado un papel importantísimo en nuestra sociedad y se utilizan en multitud de actividades. Las TIC forman ya parte de la mayoría de sectores: educación, robótica, Administración pública, empleo y empresas, salud…

También han surgido centros de formación especializados en TIC que ofrecen cursos y masters TIC donde las materias que imparten se centran en desarrollar este ámbito de conocimiento.

Filosofías de programación

Dependiendo del tipo de problema que queramos resolver – numérico, administrativo, de propósito general, inteligencia artificial, lógico – tenemos distintos lenguajes de programación que permiten representar de mejor manera los formatos de los datos y los recursos que requerimos para resolver el problema. Así, para procesos numéricos se requiere de bibliotecas muy extensas con funciones matemáticas, un manejo sencillo de matrices y, en general, de espacios de varias dimensiones, etc. El lenguaje que fue diseñado para este tipo de problemas fue FORTRAN, y recientemente se usa C. Si lo que queremos es resolver problemas administrativos tenemos a COBOL, que se rehusa a morir, o Visual Basic que provee una fabricación rápida de interfaces con el usuario 2 . Como representantes de lenguajes de propósito general tenemos Pascal, C, Algol.

Programación orientada a objetos (Definición)

La programación orientada a objetos o POO (OOP según sus siglas en inglés) es un paradigma de programación que usa los objetos en sus interacciones, para diseñar aplicaciones y programas informáticos. Está basado en varias técnicas, incluyendo herencia, cohesión, abstracción, polimorfismo, acoplamiento y encapsulamiento. Su uso se popularizó a principios de la década de los años 1990. En la actualidad, existe una gran variedad de lenguajes de programación que soportan la orientación a objetos.

--

Historia de los primeros lenguajes de programación

¿Qué es un lenguaje de programación?
 
Al igual que las personas nos comunicamos entre nosotras utilizando un lenguaje (por ejemplo Español o Inglés), un lenguaje de programación permite a las personas comunicarse con los ordenadores para indicarles lo que tienen que hacer. Una persona que quiere que el ordenador realice una determinada tarea escribe un programa en un lenguaje de programación determinado, y el ordenador (utilizando ciertos traductores llamados compiladores e intérpretes) es capaz de realizar dicha tarea.
 

Representación digital de la información

Representación digital de la información

 

En las computadoras, la información se representa y se almacena en un formato binario digital. El término bit es una abreviatura de dígito binario y representa el dato más pequeño posible. Los seres humanos interpretamos palabras e imágenes; las computadoras sólo interpretan patrones de bits.

Un bit sólo puede tener dos valores, el dígito uno (1) o el dígito cero (0). Los bits se pueden usar para representar el estado de algo que tiene dos estados. Por ejemplo: un switch de luz puede estar encendido o apagado; en la representación binaria, estos estados corresponderían al 1 y al 0 respectivamente.